Foto: Nicolás Der Agopián

La mayoría de los uruguayos cree que el sistema está preparado para enfrentar la pandemia; el 82% aumentó el lavado de manos

4min
Nº2064 - al de Marzo de 2020

El mensaje es recurrente en los medios de comunicación. Siete recomendaciones para prevenirse del coronavirus y la primera de ellas insiste en el lavado de manos. Las autoridades lo vuelven a recordar en sus conferencias de prensa y el pedido se convirtió en casi una exigencia en los últimos días.

La población siguió las recomendaciones. Cuatro de cada cinco uruguayos dice lavarse las manos con más frecuencia de lo habitual como medida preventiva adoptada a causa del brote de coronavirus en el país, según un relevamiento hecho esta semana por la encuestadora Factum. Los datos —a los que accedió Búsqueda— muestran que el 82% implementó esta práctica en los últimos días y el porcentaje se mantiene parejo discriminado por sexo, edad y región. Se da apenas una diferencia en relación con el nivel educativo pero sobre una base alta: lo practica el 80% entre los que tienen educación básica, 89% con educación media y 87% con educación superior.

El relevamiento fue realizado entre el lunes 16 y martes 17 a 1.215 personas mayores de 18 años residentes de todo el país. La muestra fue aplicada a través de redes sociales (Facebook e Instagram), ponderadas por región, sexo, edad y nivel educativo. En ese momento los anuncios oficiales del gobierno hablaban de 29 casos confirmados.

En relación con otras medidas, el resultado es marginal. Cuestionados sobre si utiliza mascarillas dentro o fuera de su hogar, solo el 1% respondió que sí. También el 1% declaró tomar algún tipo de antibiótico para combatir el virus.

Germán Barros, gerente de Investigación de Mercado de Factum, explicó a Búsqueda que el nivel de precaución en la población es muy alto porque se adoptó la medida más recomendada por el gobierno de forma casi total y porque otras que no son útiles fueron desechadas. “Era lo que esperábamos. Probablemente —es una hipótesis—, con un nivel menor de conciencia y de información el nivel de alarma social pudo ser más alta y el sistema de salud pudo saturarse. Hay un alto nivel de conciencia y un alto nivel de precaución”, dijo.

“Y al mismo tiempo, eso no se traduce en miedo o pánico social. Solo 5% siente angustia. Eso es muy relevante porque el 63% tiene preocupación pero no angustia. Es una conducta de alta conciencia, de información y son niveles bajos de miedo social”, agregó Barros.

Por otra parte, la encuesta relevó cómo siente la población que está preparado el sistema de salud para enfrentar la pandemia. El 49% considera que el sistema está “bien preparado” y el 12% que está “muy bien preparado”. Hay 13% que no sabe qué responder. Por el contrario, 20% cree que está “mal preparado” y 7% “muy mal preparado”.

Barros dijo que “en general hay una visión optimista sobre la preparación del sistema de salud y cuya perspectiva es pareja en todos los segmentos; incluidos aquellos que demuestran un mayor nivel de preocupación y presentan un comportamiento de mayor cuidado hacia el coronavirus”.

Hasta el momento de la encuesta, son pocos los que han hecho consultas médicas por síntomas vinculados al coronavirus. Solo 3% dice haber llamado al médico —1% en hombres y 5% en mujeres consultadas— mientras que el restante 97% declaró que no lo hizo. Entre los que sí consultaron, el 70% lo hizo para sí mismo, 25% para otras personas en su hogar que ya padecen problemas de salud crónicos, 16% para personas en su hogar sin enfermedades, 6% para personas en su hogar con problemas de salud recientes y 1% para personas en otros hogares.

Entre los que consultaron, el 65% llamó a su mutualista, 27% a la emergencia móvil, 20% a ASSE o Salud Pública, el 3% al seguro privado y un 1% a otros servicios de salud, según el relevamiento.

La preocupación por el avance del coronavirus es creciente entre los uruguayos. Otros datos de dicha encuesta, divulgados el miércoles 18 por El País, muestran que al 63% de los entrevistados le “preocupa” el virus, pero no lo angustia. El 31% que mantiene atención pero no le preocupa, el 5% que lo angustia y el 1% que es indiferente.

Por último, en relación con las medidas de aislamiento social, más de la mitad declaró que evita salir de casa todo lo que sea posible —57%—. El 34% dijo que suspendió todos los encuentros con amigos y familiares, el 8% que trabaja desde su casa y el 4% que compra mediante entrega a domicilio.

El gerente de Investigación de Mercados de Factum indicó que el nivel de preocupación en la población “es alto”, pero que al mismo tiempo eso se refleja en “una base grande de concientización que existe entre la gente”. “Esto responde a que en Uruguay llegó tarde y vimos los efectos que produjo en otros países de no tomar medidas precautorias, como pasó en Italia, donde no se tomó en serio la pandemia y le costó una curva empinada de contagios los primeros días. Nosotros tenemos ese ejemplo también en otros países de la región. Y eso sirvió para desarrollar alto nivel de conciencia”.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.